Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

noticiascabecera

Reducción de la pensión de alimentos si convive un tercero en el domicilio familiar según el Tribunal Supremo

Pension alimentos convivencia

Cáceres, 14 de febrero de 2016. 

El pasado 19 de enero del presente año se dictó la Sentencia Nº 33/2017 por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, la cual establece un criterio novedoso en cuanto a la posibilidad de modificar la pensión de alimentos que debe abonar el progenitor que no reside en el domicilio familiar cuando convive un tercero con el progenitor que hace uso del mismo. 

El caso es el siguiente, un padre presenta una demanda de modificación de medidas solicitando la reducción de la pensión de alimentos a favor de sus dos hijos por el hecho de que la actual pareja de la madre, así como el hijo común de ambos, conviven en el domicilio familiar al momento de la presentación de la demanda, siendo una situación que parece prolongarse indefinidamente en el tiempo. 

En un primer momento el Juzgado Nº 2 de Majadahonda dictó Sentencia por la que desestimaba la demanda interpuesta, sin embargo, el progenitor demandante recurrió la sentencia, revocándose la misma por la Audiencia Provincial de Madrid, que dictó la Sentencia de 23 de octubre de 2014 por la que acordaba estimar el recurso de apelación y, por consiguiente, la demanda de modificación de medidas interpuesta por el padre, reduciendo la pensión de alimentos parcialmente. La Sentencia justifica el cambio en las circunstancias con base en los siguientes argumentos: 

"El hecho de que la actual pareja de la demandada, y el hijo de ambos convivan en el que fue domicilio familiar, propiedad de los litigantes, y que por sentencia de la que dimana esta modificación fue atribuida al uso de los hijos habidos y a la demandada, por razón de atribución de la guarda y custodia de los hijos comunes; sí es un hecho nuevo, no meramente coyuntural e imprevisto en su momento, y de entidad suficiente que debe tener su transcendencia en el orden económico, y por lo tanto en la medida económica cual es la cuantía de la pensión de alimentos a favor de los hijos acordada en su día en la sentencia de divorcio de mutuo acuerdo de fecha 30 de septiembre de 2011; y ello debido a que, además de repercutir en la contribución de gastos, tales como los de comunidad de la vivienda -al ser repartidos al 50%-, y los gastos de la empleada de hogar que se computan a los efectos de cuantificar la pensión de alimentos en su día, son gastos estos de los que se beneficia la nueva familia en perjuicio del demandante, ahora apelante, que comparte al 50% la vivienda afectada al uso; lo cual debe tener, por razones de equidad y justicia su repercusión a la hora de modificar la cuantía de la pensión de alimentos de los hijos,en los cuales la vivienda forma parte integrante del concepto de alimentos, conforme el artículo 142 del Código Civil , obligación que recae sobre ambos progenitores, y no solamente sobre el progenitor no custodio; y por lo tanto, al beneficiarse el progenitor custodio con su nueva familia de la ocupación, por uso atribuido a los hijos anteriores de la vivienda, propiedad por indiviso de ambos litigantes, ello debe tener también su transcendencia económica a los efectos de la mencionada contribución del progenitor custodio"

Por su parte, el Tribunal Supremo confirma referida sentencia al entender que el juicio de proporcionalidad se ha aplicado correctamente por la Audiencia Provincial de Madrid, concluyendo lo siguiente: 

"Y no lo es en este caso porque este juicio de proporcionalidad en cuanto al caudal o medios del alimentante y necesidades del alimentista se ha aplicado correctamente en función de los datos que se tuvieron en cuenta en el momento de fijarse los alimentos, como son la contribución de ambos cónyuges a los gastos de la vivienda y coste de una empleada de hogar lo que, a juicio de la audiencia, son gastos de los que se beneficia la nueva familia en perjuicio del alimentante, y que motiva que la obligación de pago deba reducirse en razón a la entrada en escena de un tercero que necesariamente debe contribuir a estos gastos, estando como está integrada la vivienda en el concepto de alimentos, y esta argumentación no es irracional ni menos aún absurda para sustituirla en casación."

Esto demuestra que fijar convenientemente las circunstancias personales que se tuvieron en cuenta a la hora de establecer las medidas familiares en un primer momento es de vital importancia para poder valorar en un futuro si ha habido un cambio sustancial de las circunstancias que implique una modificación de la pensión de alimentos, por ejemplo, como en el caso que hemos relatado. El Supremo habla de justicia y equidad, principios esenciales de nuestro ordenamiento jurídico que hay que interpretar en cada caso, puesto que no se puede generalizar a partir de esta sentencia, especialmente al tratarse de derecho de familia, materia en la que son especialmente relevantes las circunstancias de cada caso. 

 

David Cascón Gómez

Abogado. 

Etiquetas: Cáceres, #pension de alimentos, #modificación, #derecho de familia